Diferencias impuesto sociedades
Category: Fiscal

Todo sobre las sociedades patrimoniales

Uno de los principales objetivos de este blog es desentrañar los secretos financieros y legales que rodean el mundo empresarial. Por eso, en esta ocasión tratamos un concepto fundamental para quienes buscan una gestión eficiente de su patrimonio: las sociedades patrimoniales. En Castellana Consultores sabemos por experiencia que comprender este tipo de entidades puede marcar la diferencia en la planificación fiscal y de los activos. Así que aquí te explicamos en detalle qué es una sociedad patrimonial, sus requisitos y cómo crear una para gestionar mejor tu patrimonio.

 

¿Qué es una sociedad o empresa patrimonial?

Una sociedad patrimonial o empresa patrimonial es una entidad jurídica que administra un conjunto de bienes y derechos. Es decir, gestiona el patrimonio de sus socios o accionistas. Por ende, es muy útil para poseedores de inmuebles, inversiones, derechos, etcétera, ya que su estructura permite separar la gestión de activos de actividades empresariales.

A su vez, las sociedades patrimoniales adoptan diversas formas jurídicas; sociedades limitadas (SL), sociedades anónimas (SA) o incluso sociedades civiles. Pero, en esencia, lo que las define es su objetivo fundamental: la gestión del patrimonio.

En el contexto de las familias, las sociedades patrimoniales familiares son comunes para gestionar el patrimonio conjuntamente. De esa forma, aportan ventajas como protección en disputas legales o simplicidad en las sucesiones intergeneracionales.

 

¿Cómo crear una sociedad patrimonial?

Así mismo, crear una sociedad patrimonial requiere unos pasos legales y administrativos. Un proceso que te detallamos a continuación:

 

  1. Define el tipo de sociedad. Primero, determina qué tipo de empresa o sociedad se ajusta mejor a tus necesidades y objetivos. Las más frecuentes son la sociedad limitada (SL) y la sociedad anónima (SA).
  2. Elabora los estatutos sociales. Redacta los estatutos sociales, los cuales regirán el funcionamiento de tu empresa, recogiendo el objeto social, la denominación, el capital social, la forma de administración, etcétera.
  3. Constituye la sociedad ante notario. En este acto, los socios o accionistas tienen que comparecer y aportar el capital social acordado.
  4. Inscribe la sociedad en el Registro Mercantil correspondiente al domicilio social. Es necesario para adquirir personalidad jurídica y comenzar a operar.
  5. Obtén el NIF y realiza los trámites fiscales. Por ejemplo, tras obtener el NIF, debes darte de alta en Hacienda y en la Seguridad Social.

¿Cuánto cuesta crear una sociedad patrimonial?

Aparte, el coste de crear una empresa patrimonial depende de factores como el tipo de sociedad, el capital social, los honorarios del notario y los gastos de inscripción en el Registro Mercantil. Pero, como numerosas tasas e impuestos varían entre comunidades autónomas, es muy complejo dar un rango de precios general.

 

Requisitos para constituir una sociedad patrimonial

En línea con la creación, para constituir una sociedad patrimonial también es indispensable que:

 

  • Elijas un nombre único y que no esté ya registrado por otra empresa.
  • Determines el capital social inicial que los socios o accionistas aportarán, el cual puede componerse de aportaciones en efectivo, bienes o derechos.
  • Redactes los estatutos sociales de acuerdo con la legislación vigente e incluyendo la razón social, la denominación de la sociedad, el capital social y la forma de administración.
  • Recojas por escrito los órganos de gobierno y administración de la sociedad, como la junta general de socios o accionistas, el órgano de administración (consejo de administración, administrador único, etc.) y, en su caso, el órgano de supervisión (auditoría, comisión de control, etc.).
  • Fijes una sede social ubicada en España, ya sea un local o una dirección fiscal. Y todo ello, anotado, como decíamos, en el Registro Mercantil que te corresponda.

 

Como entenderás, estos requisitos son fundamentales para garantizar la validez y legalidad de la SL patrimonial, así como para evitar problemas en el futuro.

 

Fiscalidad de las sociedades patrimoniales

En cuanto a la fiscalidad de las sociedades patrimoniales, también están sujetas a unas obligaciones y regímenes impositivos. Entre ellas y a nivel nacional (puesto que la fiscalidad también tiene carácter autonómico), destacan principalmente las siguientes:

 

  • Están sujetas al Impuesto de Sociedades, que grava sus beneficios y varía según la normativa fiscal vigente.
  • Deben cumplir con diversas declaraciones fiscales ante la Agencia Tributaria, como el modelo 202 o el modelo 347.
  • Las rentas obtenidas, tanto mobiliarias como inmobiliarias, tienen un tratamiento fiscal específico, al igual que las pérdidas patrimoniales, que pueden compensarse con beneficios futuros.

 

De todas formas, como son aspectos complejos, el asesoramiento te ayudará a optimizar la carga impositiva y a cumplir con todas las obligaciones fiscales. De hecho, es el mejor consejo para evitar contingencias legales.

 

Tipos y ejemplos de sociedades patrimoniales

Por último, como existen diversos tipos, según los objetivos de cada caso, concluimos con tres tipos y ejemplos reales de sociedades patrimoniales en España:

 

  • Sociedad Patrimonial de Inversión en Bienes Raíces (SOCIMI). Invierten en activos inmobiliarios. Disfrutan de ciertas ventajas fiscales y están sujetas a regulaciones específicas que fomentan la inversión en el sector inmobiliario.
    • Ejemplo: una de las principales empresas del sector inmobiliario, dedicada a la adquisición, gestión y alquiler de activos inmobiliarios comerciales y logísticos.
  • Sociedad patrimonial de gestión de carteras. Gestionan carteras de valores y otros activos en nombre de sus socios o accionistas. Buscan maximizar la rentabilidad de los activos, diversificando el riesgo y optimizando la inversión.
    • Ejemplo: especializada en la gestión de carteras y activos para particulares y empresas con servicios de inversión y asesoramiento financiero.
  • Sociedad patrimonial familiar. Como decíamos al inicio, gestionan y planifican patrimonios familiares, facilitando la transmisión intergeneracional de bienes y derechos. Pueden incluir activos de diversa índole (inmuebles, participaciones en empresas, inversiones…
    • Ejemplo: Inditex Patrimonio, S.L., que gestiona y administra el patrimonio familiar acumulado a través de las participaciones en diversas empresas, propiedades y otros activos financieros. Así ejemplifica cómo las familias empresariales utilizan estructuras patrimoniales para gestionar su riqueza con orden y eficiencia.

 

De todas formas, la elección entre una u otra depende del perfil del inversor, el tipo de activos, los objetivos o la planificación sucesoria. En Castellana Consultores te asesoramos personalizadamente para crear sociedades de todo tipo. Además, te guiamos en cada paso y aseguramos el cumplimiento de todas tus obligaciones. Contáctanos y te contamos más.

 

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *