Cómo declarar las subvenciones y ayudas en el IRPF

Cómo declarar las subvenciones y ayudas en el IRPF

En general, casi todas las subvenciones y ayudas recibidas están sujetas a IRPF y, por lo tanto, es necesario declararlas, si bien existen algunas excepciones. En este artículo vamos a desgranar cómo declarar las subvenciones o ayudas más comunes.

En primer lugar, recomendamos consultar el acuerdo firmado para comprobar si está exenta de pago del IRPF. Ejemplos de esta categoría son: las prestaciones por incapacidad permanente absoluta, las prestaciones por desempleo recibidas en pago único y las prestaciones por nacimiento o adopción. Si se desconoce el acuerdo de concesión, lo mejor es consultar con un profesional sobre la ayuda recibida. En Castellana Consultores podemos ayudarle y estamos a su disposición.

Le recordamos que en Castellana Consultores, prestamos servicio de asesoría fiscal para la declaración de las subvenciones y ayudas en el IRPF. Contacte con nosotros si desea recibir asesoramiento o más información.

 

Como norma general hay que saber que las subvenciones y ayudas deben imputarse en la declaración de IRPF del año en que se cobran, no en el año en que se conceden.

En el contexto actual de pandemia, algunas empresas y autónomos están recibiendo ayudas o subvenciones y es necesario tener claro cómo tributan. Los distintos tipos de subvenciones se declaran en función de cómo se califique el ingreso:

 

Ganancia o pérdida patrimonial

La Agencia Tributaria especifica que todas las subvenciones y ayudas recibidas y no relacionadas con su actividad económica están consideradas como ganancias patrimoniales. En esta categoría entrarían las siguientes ayudas o subvenciones:

 

  • Adquisición o rehabilitación de vivienda
  • Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE).
  • Ayudas del Plan Renove
  • Ayudas para el pago del IBI
  • Ayudas para la instalación de rampas y ascensores
  • Ayudas para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud

 

Rendimientos del trabajo

En esta categoría se incluirían ayudas o subvenciones que se integran a la base imponible general como si se hubiera percibido un salario más alto, por lo cual su tributación variará en función de la progresividad de las tarifas del IRPF.

 

  • Ayudas para comedor escolar
  • Ayudas públicas para la adquisición de material escolar
  • Ayudas para transporte escolar
  • Cheques guardería
  • Ayudas públicas para mujeres que sufren violencia de género
  • Subsidio extraordinario por desempleo (antiguo plan PREPARA)

 

Rendimientos de actividades económicas

Las subvenciones relacionadas con la actividad económica pueden ser consideradas rendimiento de la actividad siempre y cuando se hayan usado en un contexto profesional. Este tipo de rentas se considerarán un ingreso de la actividad.

 

  • Subvenciones que financian la compra de elementos patrimoniales que estén ligados a la actividad profesional. Por ejemplo, si se ha beneficiado del Plan PIVE como empresario.
  • Subvenciones específicas para autónomos

 

Es importante tener todos estos datos en cuenta ya que, si no se declaran las subvenciones o ayudas recibidas, el contribuyente puede ser objeto de una comprobación por parte de la AEAT y acabar siendo sancionado por no haber declarado correctamente este tipo de ingresos.

Si tiene alguna sobre cómo declarar las subvenciones y ayudas en el IRPF, puede ponerse en contacto con nosotros para recibir asesoramiento de nuestros expertos en asesoría fiscal.

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *